Esponja anticonceptiva

 

Esponja anticonceptiva

 


Comparte en tu red social favorita:

 

 

Un método anticonceptivo más, la esponja anticonceptiva, esponja cervical o esponja contraceptiva. Es de un tamaño pequeño y actúa como barrera entre el semen y la vagina, impidiendo que entre al útero y reteniendo el esperma en la esponja.
Es sintética, blanda y está impregnada de espermicida. Es una barrera entre el semen y el cuello del útero de la mujer, al mismo tiempo es un impedimento químico que libera espermicida.
Tiene dos caras, una tiene una especie de concha que se fija sobre el cuello del útero y del otro lado, la esponja tiene un cordón en forma de asa para poder retirar rápidamente. Se humedece con agua y se inserta en la vagina, deslizándola por la pared del útero hasta que la cara que no tiene el asa contacte con el cuello del útero. Se deja en esa posición durante el acto sexual y después se retira.
Se puede insertar momentos antes de la relación sexual y dejar máximo 6 horas, pasado este tiempo hay un alto riesgo de que se contraiga alguna infección. La pareja también puede usar condón sin ningún problema.
Tiene una efectividad de entre 89% y 91%, puede provocar alguna reacción de alergia, no se puede usar en el período menstrual, no protege de Enfermedades de Transmisión Sexual, sin embargo es un método de protección muy barato que no contiene hormonas.
¿Probarías esté método anticonceptivo?