Sí y No de tu look para la oficina

 

Sí y No de tu look para la oficina

 


Comparte en tu red social favorita:

 

 

Vestirte para ir a la oficina no implica que te pongas lo primero que encuentres por la mañana, a veces es mejor echarle un poquito más de creatividad y llevar un súper look.

 

Fíjate cómo se visten los demás en la oficina, incluyendo al jefe, adopta un estilo similar para no desentonar. ¡Sí!

 

Elige algo tradicional para el primer día ropa de corte clásico, pantalones de corte recto, saco y falda. Colores básicos como negros, blancos y azules que no pasan de moda, te harán lucir presentable y cómoda. 

 

Llena tu guardarropa de prendas clásicas, no te vayas tanto por la temporada porque cuando termine puedes correr el riesgo de no poder combinar como te gustaría.

 

Deja las prendas sexys y escotadas para otros días pero no los lleves a la oficina, ni en viernes. Presentarte con prendad así te pueden restar autoridad y seriedad a tu trabajo, no importa que lleves dos años ahí. Busca escotes en V que no sean pronunciados o redondos.

 

Poco a poco incorpora colores a tu look no irás de negro o azul todos los días, es válido usar rosas, rojos. Si es de ambiente formal, utiliza tonos claros como los pasteles.

 

Mantén un maquillaje muy natural, que no sea necesario que vayas cada hora al baño a retocarte. Rímel, color en las mejillas, un poco de sombra y una base natural te harán ganar.

 

¿Cómo te arreglas para ir a la oficina?